appcc

El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control o APPCC, son los procesos preventivos que se deben realizar de manera sistemática para poder asegurar la máxima calidad de los alimentos de forma razonable y con carácter objetivo.

Hoy en día, la confianza en los comestibles se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para los consumidores. Este sistema ha revolucionado esta industria, ya que es capaz de garantizar la inocuidad y la salubridad de todos los alimentos. Se caracteriza por tener un enfoque protector ante todas las posibles inseguridades sanitarias del proceso.

¿En qué consisten estas pruebas?

Este protocolo es capaz de identificar los peligros potenciales que pueden sufrir las materias primas y definir cuáles son las medidas de control más eficientes que confirmen su carácter inofensivo. Es un instrumento que se utiliza para diagnosticar los riesgos y establecer sistemas que sirvan para prevenir y no, en practicar con los productos finales. En todo momento, estos pasos se pueden modificar con el fin de aumentar su calidad.

El Comité Codex Alimentarius, fundando en 1986, aconseja el empleo de este tipo de procedimiento. La propia Unión Europea, debido a la llegada del Mercado Único a partir del día 1 de enero de 1993, lo ha implantado de forma obligatoria a todos los establecimientos que se encuentren en este sector. En nuestro país, España, es el Real Decreto 640/2006 del día 26 de mayo, el que se encarga de establecer todas estas medidas.

Características de este método:

  • Permite obtener elevados controles en la calidad sanitaria, lo que facilita muchísimo las inspecciones legales o procesos legislativos.
  • Son unos pasos establecidos por un organismo de carácter internacional, como es el Codex Alimentarius, lo que aporta un valor superior a las transacciones emitidas.
  • Un buen uso, disminuye de forma muy significativa los problemas de calidad de los alimentos, pues se merman los riesgos microbiológicos, los físicos o, incluso, los de naturaleza química.

En definitiva, solo aporta ventajas para que todo lo que ingerimos sea menos perjudicial para nuestra salud, evitando así ciertas enfermedades a la población. Toda empresa que lleve a cabo este proceso se asegura un estándar de calidad muy alto.